“No queremos que América Latina se convierta en África”

Entrevista a la actriz Cayetana Guillén Cuervo, embajadora de la campaña Stop Sida de Ayuda en Acción, y a Alberto Casado, Coordinador de la campaña, para el programa ‘Mundo Solidario’, de Radio Exterior de España (REE) – RTVE. Emitida en Julio 2006.

-Transcripción-

Periodista (P). Pues aquí en la sede de Ayuda en Acción en Madrid estamos con Alberto Casado, Coordinador de la Campaña Stop Sida y la actriz Cayetana Guillén Cuervo que es la embajadora de la campaña. Además, Cayetana ha estado en Honduras y ha podido ver de cerca el problema del sida en este país Latinoamericano, y nos podrá aportar un testimonio bastante cercano sobre la situación que allí están viviendo. Empezamos con Alberto, ¿qué se pretende con la campaña Stop Sida?

Alberto Casado (A.C). Bueno, en realidad con la campaña lo que se pretende es recordar a los gobiernos, fundamentalmente, de los compromisos que año tras año asumen pero, sin embargo, incumplen. Por concretar un poco, en 2005, en la conferencia de Naciones Unidas (ONU) sobre la pobreza se comprometieron a garantizar y poner en marcha un plan de acción concreto para conseguir un tratamiento universal para 2010 para todos los enfermos y grupos vulnerables de la enfermedad. Bueno, pues estamos en 2006 y ha habido ya dos citas importantes relacionadas con el sida, y lo único que han constatado estas citas es que no se cumplen esos compromisos. Había un compromiso anterior de unos 10,000 millones de dólares anuales en la lucha contra el sida, pero no se llega a esa cifra. Sin embargo, se ha reconocido en la Sesión especial de la ONU que se ha llevado a cabo en junio, que ya no son 10,000 millones anuales los que hacen falta para conseguir este tratamiento universal sino 23,000 millones. No sólo no se cumplen los compromisos, sino que además el dinero que en principio se preveía que hacía falta para conseguir este objetivo final no era el suficiente y se necesita más dinero.

P. Entonces el llamamiento es también para los gobiernos, además de la concienciación de la población civil, ¿no?

A.C. El objetivo fundamental de la campaña es que los gobiernos asuman sus compromisos, que pongan, en este caso, dinero y esfuerzo en la lucha contra el VIH/sida. Todos los gobiernos, tanto los del Norte como los del Sur que tienen su parte en el trabajo.

P: Bueno, es cierto que no se están cumpliendo estos compromisos, además ha fracasado el plan 3×15 iniciado en 2001, ¿entra dentro de las peticiones de la próxima reunión en Toronto?

A.C. La Conferencia Internacional sobre el Sida que va a tener lugar en Agosto en Toronto, tiene como objetivo fundamental que todos los actores, organizaciones sociales, gobiernos, empresas privadas que están comprometidos con el sida tengan un espacio de debate, de reflexión para saber qué se ha hecho, qué hace falta hacer… pero también es una oportunidad fantástica, e invitamos a los gobiernos del mundo, para anunciar compromisos en la lucha contra el VIH/sida.

P. Todos conocemos muy bien la situación que se vive en África, y ahora Ayuda en Acción se ha trasladado a Honduras para hacer ver las secuelas y consecuencias que está creando la enfermedad. Pregunta para Cayetana, ¿Qué consecuencias sociales han visto? ¿cómo está la población afectada?

Cayetana Guillén Cuervo (C.G.C): Honduras, yo creo que por eso se ha escogido ese destino, es el país Latinoamericano más azotado por la enfermedad. Personas  que viven con el VIH o ya con el desarrollo de la enfermedad son completamente estigmatizadas, que si normalmente no tiene derecho a opinión ni a voto, pues cuando conviven con la enfermedad, mucho menos. Pobreza y sida está directamente relacionado, se retroalimenta y pues una manera de que esos países empiecen a evolucionar es empezar a transmitir a la población cómo pueden poner su grano de arena en la vida cotidiana para empezar a frenar la propagación de la enfermedad. Y en Honduras hemos estado viajando por el Norte, la capital, zonas más profundas, aldeas más pobres. La población rural tiene menos acceso a todo, tienen un nivel de vida más digno dentro de la miseria, pero menos acceso a medicamentos y a todo. Te das cuenta de que gracias a las ONG como Ayuda en Acción, con la ayuda de organizaciones con las que trabaja allí, va informando y capacitando a la población sobre cómo tiene que intentar convivir con la enfermedad, cómo tiene que intentar que ésta no se propague… pero es una labor muy lenta, muy a largo plazo en la cual ellos se están dejando la piel y todo el esfuerzo y todos los medios que tienen. Pero hace falta, que el fondo global esté muy atento y cumpla todos los compromisos, que los gobiernos comprometidos cumplan las metas que se han propuesto, porque si no las ONG se ven solas en una labor que desde luego no tienen que desarrollar ellas solas sino que debería ser un anexo de lo que los gobiernos  tendrían que estar desarrollando.

P. Cayetana, tú estás muy comprometida con el tema. También has estado en Mozambique. ¿Qué diferencias encuentras entre el país africano y Latinoamérica?

C.G.C. África es el exceso de los excesos. Es brutal. Es una diferencia tal que te dan ganas de gritar un “basta ya” con mayúsculas de cómo nuestro mundo occidental nadando en sus excesos puede permitir tales defectos con esta impunidad y esta harmonía, porque si una parte de la población vive así es porque nosotros vivimos como vivimos. Es una relación causa-efecto. No voy a culpabilizar al pueblo, a la gente que vive como puede cotidianamente, estoy hablando de que la información no llega a nosotros. Pero que vamos, tráfico de diamantes, tráfico de armas, tráfico de seres humanos, las cosas no conviene que se pongan en su sitio, en el cual el planeta podría aportar a los seres humanos un nivel digno de vida. Y entonces, bueno, lo de África es, no das crédito. No puedes entender cómo los seres humanos pueden sobrevivir con esas condiciones vitales.

Latinoamérica es lo mismo pero un nivel de miseria un poquito más controlable, quizás con un poquito más de esperanza. Pues si son 7 millones de habitantes  en Honduras, 4 millones están en la pobreza absoluta, y  fíjate el nivel del que te estoy hablando… es altísimo. Pues aun así, en África todavía es mucho más grave.

P. Bueno, Alberto tú nos decías que la gran diferencia estaba en que aún se podían aplicar medidas en Honduras…

A.C. Pues como Cayetana ha dicho la diferencia entre regiones es palpable, no sólo hay que acudir a los datos de ONUSIDA sino simplemente echar una ojeada a los informativos. Pero precisamente, dado que la crisis es tan brutal en África y en Asia, no podemos permitir que América latina se convierta en lo que África es actualmente, hablando sobre el sida.

Es un buen momento para concienciar a la población, a los gobiernos de que pueden encontrar soluciones, de que hay soluciones y de que hay mecanismos que pueden valer en la lucha contra el VIH/sida. Estamos hablando de programas de prevención, programas de apoyo social para los afectados, de lucha contra el estigma, sistemas sanitarios deficitarios a los que hay que impulsar, pero sobretodo hay que concienciar, hacer labor para que los gobiernos hagan sostenibles estos proyectos. Es una oportunidad que no se puede dejar escapar. No queremos que Honduras o que América Latina, con esos niveles de exclusión, se convierta en África.

C.G.C. Es que no te imaginas la labor que hace una ONG como Ayuda en Acción allí; lo agradecida que puede estar la sociedad civil, que sin ellos estarían en la más absoluta soledad e indefensión. No te imaginas lo que es para ellos tener un lugar donde acudir, donde se les da la información, donde se les dice, tu existes, te ocurre esto, el virus ha llegado a ti de esta manera, puedes evitar propagarlo de esta otra, sigues siendo un ser humano aunque tengas el VIH conviviendo con tu organismo, tienes la obligación de no ser una bomba de tiempo en la transmisión, somos un punto de referencia, un punto de apoyo, les capacitan en la forma de defenderse, de caminar, de llevar esa estigma, de luchar contra el desprecio de toda la sociedad, y en definitiva, hay una palabra que a mí me parece fundamental, que es la autoestima, y refuerzan su autoestima para que esos seres humanos pueda seguir viviendo y conviviendo con los demás. Explicando a los demás lo que les ha pasado, porqué les ha pasado, lo dañina que es esa falta de información. Y te juro que no sabes la presencia brutal que puede tener una ONG como Ayuda en Acción en un país así. Hacen una labor fundamental, no sé qué sería de esa población sin ellos. Y lo agradecidos que están porque estaban solos y muriéndose. Hasta que llegan otros seres humanos que les echan un cable y les explican cómo tiene que empezar a caminar desde ese estigma, como tienen que curarse, donde ir a buscar los medicamentos, como tienen que ser los tratamientos, la sostenibilidad de esos tratamientos, como formular las peticiones de esos proyectos, pues eso para que se les entienda en el propio Fondo Global. Hay que cumplir unos criterios y nadie se los explica. Formulan mal las peticiones y los proyectos no se les aprueban. Para eso están ellos. No sé qué sería de ellos…Y lo mismo me pasó en Mozambique. Hacen una labor, que hay que estar ahí en vivo y en directo para entenderla.

P. Cayetana, ¿qué sensación te ha quedado después de este viaje?

C.G.C. Pues vuelves como siempre muy descolocado, con una sensación, no sé si es culpabilidad, pero de incomprensión ante brutal diferencia. Yo ahora mismo tengo un bebe de cinco meses y he estado trabajando con prostitutas que van con los bebés en la cadera a buscar clientes – bebés que viven con el VIH, prostitutas que viven con el VIH o que han desarrollado la enfermedad-, y yo pensaba en me bebé, como se había quedado aquí los diez días con todo controlado, su nutrición perfecta, su verdura y su fruta, y una persona cuidándole. Es que esos bebés estaban bebiendo Fanta de naranja con mes y medio… Lo que tiene la madre se lo da, y la madalena que tiene y el pan se lo mete por la boca. Bueno y si eso fuera lo único, que están ahí en las cantinas mientras que ellas están con los clientes.  Es una cosa para nosotros impensable, y es su realidad. Qué le vas a pedir a una niña de 6 años que acompaña a su madre todos los días, ¿no?

P. Es realmente preocupante la situación de las mujeres, que además se está convirtiendo en muy crítica. El sida es el principal motivo de muerte entre 15 y 45 años, Alberto…

A.C. Según las regiones, sí. En África es el principal motivo de muerte. Hay una feminización de la pobreza en general. Cuando se habla de pobreza se está hablando de grupos excluidos. Dentro de estos grupos, hablamos de indígenas, de ancianos, dentro de estos grupos están las mujeres indígenas, las ancianas, los niños, las niñas, dentro de estos grupos vulnerables los más vulnerables son las mujeres. Porque la sociedad está montada como está montada. No hay una igualdad de género real, no sólo en estos países, hay que hablar abiertamente, tampoco en los países del norte, España es uno. Pero las cosas hay que ponerlas en escala y en estos países pues todavía está mucho peor.

Hablando del tema del sida, hay actualmente alrededor de 40 millones de personas que están viviendo con el VIH/sida, casi la mitad son mujeres, niños y niñas, no sólo la franja de edad que mencionabas, sino el global. Es la feminización de la enfermedad.

P. Bueno, y a pesar de todas la precariedades, de fondos y de implicación de los gobiernos, ¿veis viable que, al final, en 2015 se haya conseguido este objetivo del Milenio de paralizar la enfermedad?

A.C. Sí, si no no estaríamos haciendo todo este trabajo. Nosotros creemos que es imposible. Es un objetivo cumplible, hay recursos suficientes, hay tecnología suficiente para parar la enfermedad, hay tecnología suficiente para invertir en la enfermedad, en conseguir una vacuna, por ejemplo. Hay recursos. También da la impresión de que hay voluntad política porque los compromisos se suceden año tras año. Lo que hace falta, por parte de los gobiernos, es que estos compromisos políticos se traduzcan en dinero y planes de acción eficaces para la lucha contra el sida. Pero si creemos que hay manera de acabar con la pobreza, si no no estaríamos trabajando en una organización.

P. Cayetana, para terminar, ¿algún mensaje de esta experiencia?

C.G.C. Yo siempre digo que cualquier cosa que se pueda hacer es válida: una firma, una reunión de una comunidad de vecinos, estar a la cabeza de una manifestación, apadrinar a un niño, por supuesto, que esa es una de las cosas que para mí es muy válida de la forma de trabajar de Ayuda en Acción; funciona de la financiación privada del apadrinamiento de los niños y eso permite la sostenibilidad de los proyectos. Para mí lo más preocupante, después de los viajes que llevo es que Cooperación Internacional tiene un proyecto concreto de una ONG, cuando ese proyecto acaba, se va la ONG y deja a la comunidad a medias, desolada completamente. Con Ayuda en Acción esto no pasa porque no depende de esas ayudas. Sólo depende de sus socios fieles. Y si ves lo bien que tienen montada la organización y lo capacitada que está la gente. Pues yo diría que se acerquen a una ONG que les convenza, que apoye, que cualquier cosa.., que la utopía es válida y tiene todo el sentido del mundo; pero que necesita un apoyo detrás práctico de la sociedad civil.

P. Muchísimas gracias a los dos. A seguir trabajando, y esperemos que para 2015 se haya conseguido paralizar la enfermedad.

-Mundo Solidario-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s